Archivo de la etiqueta: vencer sin combatir

ESFORZARSE POR NO ESFORZARSE

Dragon-chino

Para algunos de nosotros, lo que se produce como tendencia natural frente a una dificultad es una reacción de mayor empeño, mayor esfuerzo en el intento de enfrentar las cosas que nos están saliendo mal. La mayoría de las veces esto se manifiesta en la tendencia a insistir obstinadamente en aplicar soluciones tentativas que no funcionan o en ponerse continuamente a prueba, buscando siempre nuevas confirmaciones de las capacidades propias, con el efecto de incrementar la necesidad de confirmación y la consiguiente inseguridad personal.

guerrero-de-la-luzEn otros casos, el esfuerzo está dirigido al control de las propias emociones y de la propia impulsividad; también en este caso el resultado más frecuente es la incapacidad aún mayor de controlar nuestras reacciones emotivas.

Es igualmente interesante resaltar que quien logra frenar su impulsividad la mayoría de las veces termina desencadenando Engineer_02_concept_artun proceso de control obsesivo de sus propias reacciones, que conduce al establecimiento de una compulsión basada en una incontrolable necesidad de control, incluso en cosas irrelevantes.

El resultado final es que el control alcanzado conduce a una forma de pérdida de control del control mismo, o bien tal inclinación se convierte en compulsión.

En otros términos, el autoengaño del esforzarse por no esforzarse, para incrementar la confianza en los propios recursos, puede ser metafóricamente resumido en la historia “del dragón que busca la perla de la virtud suprema. Él la busca por todas partes, por mar y tierra, en las selvas y en los desiertos, sin lograr encontrarla nunca, y continuará buscándola hasta el infinito si no se mira en un espejo de agua, para darse cuenta de que la perla de la virtud está incrustada sobre su cresta, exactamente sobre sus ojos”.

(Extraído de aquí)

(Extraído de aquí)

Alicia García AguiarAutor: Alicia García Aguiar Psicoterapeuta especialista en Terapia Breve Estratégica y miembro afiliado del CTS que dirige Giorgio Nardone. Encuentra en este blog el tratamiento para todo tipo de trastornos desde la TBE y la Terapia Breve en general y mantente informado de las últimas novedades sobre libros, cursos y seminarios de Giorgio Nardone
Anuncios

EL ARTE DE LA ESTRATAGEMA: VENCER SIN COMBATIR

Obra de Antonio Ligabue

Obra de Antonio Ligabue

 

La última de las estratagemas esenciales es la síntesis conclusiva de las capacidades alcanzadas gracias al ejercicio de la sabiduría aplicada, o sea, el objetivo más elevado que el sabio-guerrero-persuasor puede lograr.

Vencer sin combatir significa haber llegado a un nivel de habilidad estratégica y virtud tales como para generar en cualquier adversario no solo temor, sino respeto y admiración hasta el punto de que éste ni sueñe con la idea de un enfrentamiento.

Cabeza de tigre de A. Libgabue

Cabeza de tigre de A. Libgabue

El adversario debe advertir en vuestra actitud calma, seguridad y fascinación, capaces no solo de doblegar su voluntad de combatiros, sino de suscitarle el deseo de imitaros. Lo que persuade al adversario de convertirse en vuestro seguidor es la percepción inmediata de vuestras virtudes personales. Para obtener este efecto sugestivo es indispensable poseer un gran carisma. Pero ¿qué es el carisma sino la sabiduría y las habilidades prácticas que rezuman de todos vuestros poros?

Cultivar pacientemente las propias virtudes. Profundizar constantemente en el conocimiento. Aprender continuamente habilidades. Ejercitar sin tregua las capacidades adquiridas para mejorarlas. Ésta es la esencia de Vencer sin combatir. El objetivo no es parecer invencibles, sino convertirse en modelos a seguir. No hacer palanca en el miedo, sino en la admiración.

776acdea38ef4442a95b8eb9e3ac7d09

De Alejandro Magno se decía que sus soldados estaban enamorados de él. Lo habrían seguido donde fuera, no por miedo sino por amor. Todos los grandes líderes han seducido y embrujado a sus tropas, obteniendo así el máximo de ellas. Sun Zu afirma que el mejor general es aquel que es seguido por sus soldados por afecto y admiración, no por temor.

images (2)

Cabalgando el propio tigre

Creo que en este punto el lector se preguntará: “Pero ¿dónde está el truco? ¿Dónde el sutil engaño? ¿Dónde reside el artificio para ser capaces de vencer sin combatir?”.

El truco, en este caso, es la ausencia de trucos. La estratagema paradójica se corresponde con la verdad, en el sentido de que no hay engaño. Ser lo que se parece. Si a la percepción exterior de mis virtudes no se corresponde mi real capacidad, antes o después, esta máscara engañosa caerá y mostrará las miserias. No se trata, por consiguiente, de construirse una imagen de vender a los demás y a sí mismos, sino de construir a través del conocimiento y el ejercicio esas habilidades que fascinan a los otros. Sé lo que pareces. Al final se vuelve al principio: El secreto es que no hay secretos. 

Cabalgar el propio tigre no es un artificio, sino una habilidad, fruto de estudio y aplicación constantes. También porque si podemos ser buenos engañando a los demás sobre nuestras reales capacidades, no podemos hacerlo tan bien con nosotros mismos.

 

Cada uno de nosotros –dice un proverbio chino- duerme cada noche con un tigre al lado. No puedes saber si éste, al despertarse, querrá lamerte o despedazarte.

Con esta metáfora, la sabiduría antigua quiere recordar la relación que cada uno de nosotros tiene con sus propios límites.

Solo intentando mejorar constantemente podemos hacernos amigos de nuestro tigre, en cuanto nadie puede evitar la peor y más peligrosa de las compañías: nosotros mismos.

(De “El arte de la estratagema. O cómo resolver problemas difíciles con soluciones simples“. Giorgio Nardone. Integral)

Alicia García AguiarAutor: Alicia García Aguiar Psicoterapeuta especialista en Terapia Breve Estratégica y miembro afiliado del CTS que dirige Giorgio Nardone. Encuentra en este blog el tratamiento para todo tipo de trastornos desde la TBE y la Terapia Breve en general y mantente informado de las últimas novedades sobre libros, cursos y seminarios de Giorgio Nardone

Mi perfil de Google+

A %d blogueros les gusta esto: