HISTORIAS CURATIVAS: LO QUE HACEMOS DETERMINA LO QUE CREEMOS

Caravana de elefantes surrealistas. Salvador Dalí.
                                         Caravana de elefantes surrealistas. Salvador Dalí.

 

Un señor que vivía en una gran ciudad se pasaba todo el día aplaudiendo abrupta y sistemáticamente cada veinte minutos.

En una oportunidad, un vecino curioso e intrigado por semejante conducta excéntrica le preguntó acerca de la razón de sus aplausos. Al ser interrogado de manera tan directa sobre la razón de su extraño comportamiento replicó: Esta técnica me sirve para espantar a los elefantes. Su interlocutor sorprendido le cuestionó: “¿Elefantes?, pero si no hay ningún elefante aquí. A lo que el hombre respondió: “Ve usted…¡mi técnica es efectiva!”

 

Alicia García AguiarAutor: Alicia García Aguiar Psicoterapeuta oficial del Centro di Terapia Breve Strategica dirigido por Giorgio Nardone. Encuentra en este blog el tratamiento para todo tipo de trastornos desde la TBE y la Terapia Breve en general y mantente informado de las últimas novedades sobre libros, cursos y seminarios de Giorgio Nardone

AUTOENGAÑOS PROTECTORES: INFRAVALORAR LO QUE NO SE PUEDE ALCANZAR

4-FOX-AND-GRAPES-ROBERT-BATEMAN-robertbateman.ca_

Fame coacta vulpes alta in vinea

uvam appetebat summis saliens viribus;

Quam tangere ut non potuit, discedens ait:

Nondum matura est; nolo acerbam sumere”

Qui facere quae non possunt verbis elevant,

adscribere hoc debebunt exemplum sibi.

Acuciada por el hambre, una zorra intentaba alcanzar unas uvas que pendían de una elevada viña saltando con todas sus fuerzas. Al no conseguir alcanzarlas, dijo cuando se marchaba: “Están verdes y no quiero comerlas ácidas”.

Quienes quitan valor con sus comentarios a las cosas que ellos no pueden hacer, deben aplicarse este cuento a sí mismos.                        

                                                                                                                                        FEDRO

Dice Giorgio Nardone sobre esta historia:

f283927fc53fd7965db240ec93cc3df8
G. Nardone

Un gran crimen educativo de la escuela moderna es haber eliminado del plan de estudios de las enseñanzas primarias la antigua sabiduría de los cuentos y las fábulas. Entre estas últimas, las de Fedro, en particular la de “La zorra y las uvas”.

La zorra se caracteriza por su astucia, y precisamente por esta razón el autor utiliza este animal como protagonista de una historia que ilustra uno de los autoengaños más frecuentes.

La zorra se siente atraída por un suculento racimo de uvas y trata de alcanzarlo saltando repetidas veces. Después de unos cuantos intentos fallidos, decide irse y supera la frustración afirmando que “no estaban maduras”. El mecanismo mental de devaluación de algo que no podemos conseguir es una de las formas más frecuentes y simples de autoengaño funcional. Su efecto es anular el sentimiento de frustración del individuo, derivado de la imposibilidad de alcanzar el objeto de deseo.

Hay que destacar que Fedro elige la zorra como símbolo de astucia, porque el acto de mentirse a sí mismo le resulta útil al animal para evitar el malestar que deriva del fracaso de no haber satisfecho su necesidad.e736043f_o

Si analizamos todo esto desde un punto de vista lógico, nos enfrentamos a una dinámica en la que el sujeto decide constituir en verdad una mentira tranquilizadora. Para protegerse, el sujeto se cuenta una mentira y decide aceptarla como si fuera una verdad probada. Aunque en el plano del juicio se nos presenta como una estafa que nos hacemos a nosotros mismos, en realidad este proceso desempeña un importante papel como regulador de las emociones y como salvaguardia del equilibrio personal, que está en trance de descomponerse por causa de una frustración.

Además la frecuencia de este tipo de autoengaño en la vida de cada día no nos permite considerarlo fruto de la ignorancia y de la estupidez, como quisieran los promotores del racionalismo.

(Extraído de aquí)
(Extraído de aquí)

 

Alicia García AguiarAutor: Alicia García Aguiar Psicoterapeuta oficial del Centro di Terapia Breve Strategica dirigido por Giorgio Nardone. Encuentra en este blog el tratamiento para todo tipo de trastornos desde la TBE y la Terapia Breve en general y mantente informado de las últimas novedades sobre libros, cursos y seminarios de Giorgio Nardone

HISTORIAS CURATIVAS: CÓMO CONSTRUIMOS RACIONALMENTE UNA ACCIÓN IRRACIONAL

07_08_2010_19_22_26_1385651362

Hace algunos años, en Estados Unidos, un hombre tenía un miedo muy grande a volar, casi una obsesión, simplemente porque temía encontrar una bomba en su avión (nos encontrábamos en la época de los atentados aéreos) y, al mismo tiempo, sentía un amor infinito por las capitales del arte europeo, que no podía ir a visitar a causa de su indomable miedo.

Después de muchas reflexiones, el hombre, que era un apasionado de los cálculos de probabilidades, quiso saber cuántas eran verdaderamente las probabilidades de encontrar una bomba en su propio avión.

Comenzó a llamar a agentes de viajes esperando que estuviesen informados y preguntó:

-Disculpe: ¿me puede decir cuántas probabilidades tengo de encontrar una bomba en el vuelo de Nueva York a París?

Como se puede suponer, la mayoría de los agentes de viaje le contestó.

-¡No tengo tiempo de pensar en esas estupideces!

Hasta que, casualmente, por cuestiones del azar, encontró a un agente de viajes tan apasionado como él del cálculo de probabilidades, que le respondió prontamente:

-Una probabilidad entre cien mil.Dibujo-Hombre abraza bomba con piernas

Él pensó un poco en esto y después preguntó:

-Pero permítame, ¿cuántas probabilidades tengo de encontrar dos bombas en el mismo avión?

Y el agente de viajes dijo:

-Pues se tendría que hacer un cálculo exponencial, llámeme dentro de media hora y lo habré hecho.

El hombre llamó después de media hora exacta y el agente afirmó:

-Bien, he hecho el cálculo exponencial: hay una probabilidad entre 100.000.000 de que usted pueda encontrar dos bombas en el mismo avión.

35349701-hombre-con-bomba-de-tiempo-aislado-en-blancoEl hombre respondió:

-Bueno, entonces reservo un billete para el vuelo de la próxima semana de Nueva York a París.

El hombre fue arrestado en la puerta de embarque de la TWA: llevaba una bomba dentro de su maletín y sostenía que obraba de ese modo por el bien de todos porque reducía así en gran medida las probabilidades de encontrar otra bomba en el avión.

Alicia García AguiarAutor: Alicia García Aguiar Psicoterapeuta especialista en Terapia Breve Estratégica y miembro afiliado del CTS que dirige Giorgio Nardone. Encuentra en este blog el tratamiento para todo tipo de trastornos desde la TBE y la Terapia Breve en general y mantente informado de las últimas novedades sobre libros, cursos y seminarios de Giorgio Nardone

HISTORIAS CURATIVAS: LA INCAPACIDAD DE VER MÁS ALLÁ

elefante

 

Cinco ciegos rodean a un elefante, cada uno le toca una parte y afirma que es todo el animal .

Para uno el elefante es un largo, blando y flexible apéndice,

para otro es una granítica pared de dura piel,

otro dice que es una pared musculosa e inmóvil,

para otro incluso es una cosa larga y estrecha con un penacho en la extremidad,

finalmente para el último es una montaña móvil para montar.

Cada uno sostiene una verdad limitada que niega las demás.

 

La creencia de que la realidad que uno ve es la única realidad es la más peligrosa de todas las ilusiones

PAUL WATZLAWICK

Alicia García AguiarAutor: Alicia García Aguiar Psicoterapeuta especialista en Terapia Breve Estratégica y miembro afiliado del CTS que dirige Giorgio Nardone. Encuentra en este blog el tratamiento para todo tipo de trastornos desde la TBE y la Terapia Breve en general y mantente informado de las últimas novedades sobre libros, cursos y seminarios de Giorgio Nardone

HISTORIAS CURATIVAS: DEL LOBO Y DEL CORDERO (Y DE LAS EXCUSAS DE AQUEL)

loup_agneau_500

Esopo, del inocente, del ímprobo y del malo, cuenta esta fábula.

El cordero y el lobo, cada uno por su parte, vinieron a beber del río. El lobo bebía arriba y el cordero más abajo en el agua. Y viendo el lobo al cordero díjole así:

-¿Por qué me has enturbiado el agua mientras yo bebía?

Respondió el cordero con paciencia:

-¿Cómo te puedo yo enturbiar el agua que corre de donde tú bebiste a donde yo bebía?

El lobo, no haciendo caso de la verdad ni razón, díjole:

-Por eso me maldices.

Respondió el cordero:

-No te maldigo yo.

Entonces el lobo, mirándolo de través, dijo:

-Seis meses hace que me hizo otro tanto tu padre.

Y respondió el cordero:

-Yo en este tiempo aún no había nacido.

-Me quejo -dijo el lobo- porque me has destruido mi campo, paciéndomelo.

Dijo el cordero:

-Por cierto, que aún no tengo dientes para pacer y así no te he hecho daño alguno.

Finalmente le dijo el lobo:

-Aunque no pueda soltar tus argumentos, entretanto yo te invito a cenar y después de la cena a holgar contigo.

Y así tomando al cordero inocente, le quitó la vida y se lo comió.

Esta fábula significa que cerca de los malos y falsos no ha lugar, ni verdad, ni razón, ni vale otra cosa contra ellos, salvo la fuerza sola. Y semejantes lobos se hallan en cada lugar, los cuales por tiranía, buscando ocasiones, beben la sangre y afán de los inocentes y pobres.

ESOPO

 

Alicia García AguiarAutor: Alicia García Aguiar Psicoterapeuta especialista en Terapia Breve Estratégica y miembro afiliado del CTS que dirige Giorgio Nardone. Encuentra en este blog el tratamiento para todo tipo de trastornos desde la TBE y la Terapia Breve en general y mantente informado de las últimas novedades sobre libros, cursos y seminarios de Giorgio Nardone