ESTRATAGEMAS ORIENTALES: APRENDE A RETORCER AÚN MÁS

Edison y la primera bombilla

Una de las jaulas mentales del hombre moderno está representada por el esfuerzo de encontrar soluciones nuevas y creativas a problemas hasta entonces no resueltos. Este objetivo es perseguido tratando de examinar racionalmente todas las posibilidades. Pero, por desgracia, como indica la mayoría de los estudios sobre la creatividad y la capacidad de encontrar nuevas soluciones para problemas complicados, el esfuerzo de inventar bloquea la inventiva. (…)

Retorcer para enderezar

Desde la antigüedad, observamos el recurso a la estratagema de orientar el pensamiento en la dirección contraria a la deseada, a fin de que la mente pueda abrir nuevos escenarios en el sentido opuesto. Se trata de obligarse a complicar el problema que resolver, o a empeorar la situación que querríamos mejorar, analizando concretamente todas las posibilidades en tal dirección. Ante todo, se identificarán las cosas que hay que evitar: ésta es una primera e importante forma de conocimiento. Pero en el momento en que despejo el campo de las posibilidades contraproducentes, lo abro a las constructivas, haciendo que mi mente perciba la misma realidad desde nuevas perspectivas.

En otros términos, a través de un recorrido indirecto abro nuevos recorridos, imposibles de conquistar directamente.

Por lo demás, esta estratagema está en la base de muchas de las invenciones humanas. Desde Arquímedes hasta Leonardo o Edison, los informes de los genios de la invención nos cuentan cómo éstos han imaginado a menudo cómo doblegar aún más una cosa para aprender a enderezarla.

Edison, por ejemplo, durante una entrevista en la que exponía cómo había llegado a la invención de la bombilla. respondió al periodista que provocadoramente le hacía notar que había fallado unos dos mil intentos antes de llegar al éxito: Se equivoca: he tenido dos mil éxitos al descubrir cómo fracasar en mi intento para luego conseguir realizarlo.

¡He tenido dos mil éxitos!

En el arte del combate, el estudio de las estrategias fallidas se demuestra mucho más útil que el de las estrategias exitosas, puesto que enseña cómo evitar hacerse daño a uno mismo o dar facilidades al adversario.

El buen combatiente trata de mantenerse ileso durante el enfrentamiento: esto ya representa una victoria, puesto que es el fracaso del intento del adversario. Una vez garantizada la propia seguridad, nos preocupamos de golpear al enemigo. Las técnicas marciales más evolucionadas son defensivas y ofensivas al mismo tiempo, y permiten derrotar al adversario sin ser golpeados. El maestro de la guerra de Sun Pin escribe: Todo ataque bien tramado representa una defensa, así como toda defensa bien organizada representa un ataque.

En el arte de la persuasión, la estratagema se expresa forzando a nuestro interlocutor en la dirección opuesta a la deseada para hacer que él, al oponerse, acabe sucumbiendo como posición autónoma en contraste con nuestras argumentaciones, precisamente la más deseada por nosotros.

Imaginemos a un compañero sentimental obsesivamente celoso, que indaga continuamente en nuestros comportamientos y nos acusa de ser infieles. De nada valen nuestras explicaciones y garantías, mientras que es tremendamente eficaz forzar sus pensamientos en la dirección opuesta. En la práctica, se aceptan con una sonrisa las acusaciones y se proponen toda una serie de imágenes de encuentros cotidianos con otras parejas, adentrándose en detalles picantes. Vuestra pareja, con tal de no verse metida en esta situación, interrumpirá sus fastidiosas inquisiciones. Pensemos en un muelle, estirarlo conduce a la reacción contraria, es decir, al hecho de que tenderá a contraerse rápidamente. Por lo demás, el principio físico de acción y reacción, descubierto y utilizado por la ciencia solo en el último siglo, es desde siempre la natural expresión de la estratagema Hacer enderezar algo retorciéndolo aún más.

(Extraído de aquí)
Alicia García AguiarAutor: Alicia García Aguiar Psicoterapeuta especialista en Terapia Breve Estratégica y miembro afiliado oficial en España del CTS que dirige Giorgio Nardone. Encuentra en este blog el tratamiento para todo tipo de trastornos desde la TBE y la Terapia Breve en general y mantente informado de las últimas novedades sobre libros, cursos y seminarios de Giorgio Nardone

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *