samurai

“-Si alguien se acerca a ti con un regalo y tú no lo aceptas, ¿a quién pertenece el regalo?– preguntó el sabio samurái

A quien intentó entregármelo -respondió uno de los discípulos

Pues lo mismo vale para la envidia, la y los insultos –dijo el maestro-cuando no son aceptados continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo”.

Related Post